Por Humberto Medrano, publicado en el diario El Comercio del 24 de mayo del 2017.

La ley obliga a las empresas a llevar su contabilidad en moneda nacional e idioma castellano, pero como quiera que numerosas negociaciones se realizan en moneda extranjera, debe procederse a la conversión a soles utilizando los tipos que publica la Superintendencia de Banca y Seguros, lo cual genera para el contribuyente diferencias de cambio, a favor o en contra (utilidad o pérdida), que inciden en la renta sobre la que debe pagarse el impuesto. (Ver mas…)