Por Vivian Burga, publicado la revista del Instituto Colombiano de Derecho Tributario, Número 74, mayo 2016.

Introducción.  Los convenios de estabilidad jurídica encuentran sustento y resultan necesarios en el marco de los regímenes de promoción de inversiones; sin embargo la suscripción de los mismos y su aplicación no se encuentran exentas de críticas, no solo en atención a argumentos de corte político, sino también jurídicos, que van desde aquellos que plantean la eliminación de la figura del Convenio de Estabilidad (al considerar que representa un límite a la potestad legislativa en materia tributaria) hasta aquellas medidas que podrían, de forma indirecta, vulnerar la garantía de la estabilidad otorgada, como por ejemplo, la actuación de las autoridades tributarias que, bajo interpretaciones sesgadas del Contrato de Estabilidad restrinjan sus alcances generando una mayor carga fiscal para los inversionistas.  (Ver más… )

VBE