Por Humberto Medrano, publicado en el diario El Comercio el miércoles 13 de abril de 2016.

Se denomina así a las sociedades establecidas en el exterior, generalmente en países o territorios de baja o nula imposición (paraísos fiscales), en muchos de los cuales el capital puede estar representado por acciones al portador y donde –a diferencia del Perú– no se gravan las rentas provenientes del extranjero.

Constituir tales empresas no implica irregularidad alguna y frecuentemente son utilizadas por quienes cuentan con un patrimonio importante y desean no llamar la atención, para evitar …(ver más)